Claves para construir una imagen positiva desde niños

Claves para construir una imagen positiva desde niños

El cuerpo es el envoltorio de nuestro ser, la parte física de los seres humanos. Es el escenario donde ocurre la vida de una persona: sus pensamientos, sus sentimientos, su salud, sus emociones. Nuestro cuerpo nos acompaña desde el nacimiento y nos sirve para expresarnos y relacionarnos con el mundo. A través de él se siente bienestar, dolor, tranquilidad.

A lo largo de la vida el cuerpo va cambiando y marcando etapas en el desarrollo de las personas: infancia, adolescencia, adultez o vejez y constituye un factor importante en el desarrollo de la imagen que tenemos de nosotros mismos. La imagen corporal comienza en la infancia y por ello, los padres tenéis que poner especial énfasis en enseñar a vuestros niños, desde pequeñitos a cuidar, respetar y querer su propio cuerpo; así podrán construir una imagen corporal positiva.

La imagen corporal está formada por las opiniones, creencias y sentimientos que una persona tiene acerca de su propio cuerpo y de su aspecto físico; no se crea sola, de repente; ¿cómo se forma?:

1  La familia: como siempre es el grupo primario en el que empiezan a desarrollarse los niños y, por tanto, los valores y mensajes que tenga una familia sobre el cuerpo, su importancia y la forma de tratarlo y cuidarlo, será muy influyente en el desarrollo de la imagen corporal de cualquier menor

2  Los amigos: la apariencia física es el primer elemento del que se sirven niños y adolescente para acercarse a los demás o para rechazarlos y aislarlos

3  La cultura: los medios de comunicación (tv. revistas, cines), constituyen el medio más influyente de transmisión de valores culturales en torno al cuerpo y, fundamentalmente, su relación con la belleza y el éxito. Los cuentos de Blancanieves y Cenicienta nos describen el físico de las vencedoras por encima de las “feas” y malas. Desde la edad preescolar conocemos como se ha de ser para “tener éxito”. Gran parte de las creencias que tenemos sobre el aspecto que “deberían” tener las mujeres y los hombres, están determinados por la moda o el mundo del espectáculo.
4  La imagen corporal también se ve afectada por el proceso natural del envejecimiento y cómo lo vivimos. Algunas etapas de la vida, como la pubertad, la menopausia o la andropausia, son momentos clave en los que cambia el cuerpo y, también nuestra propia imagen corporal. Es necesario adaptarnos a los cambios a funcionar con nuestros “diferentes cuerpos”.

5  Lesiones, enfermedades o discapacidades físicas también son factores que forman parte de la imagen corporal que tiene una persona.

6  Algunos rasgos de personalidad como la estabilidad emocional o la autoconfianza,

7  Nuestro estado emocional también influye en nuestra imagen corporal. El cómo nos sentimos con nosotros mismos determinará la manera en cómo nos relacionamos con los demás.

claves construir imagen positiva 2

Las personas que aceptan su apariencia y se sienten bien con su cuerpo tienen una imagen corporal positiva en la mayoría de los casos. Tener una imagen corporal positiva significa sentirse satisfecho del propio aspecto físico, valorando el propio cuerpo por sus capacidades y aceptando sus imperfecciones. Quizá su apariencia no coincide con los ideales de la familia o de los medios de comunicación. Sin embargo, lo aceptan, se aprecian como son y cambian lo que pueden cambiar. No condicionan su autoestima a su apariencia física.

Las personas que no consiguen verse de forma satisfactoria, van configurando una imagen negativa de sí mismas que, si se mantiene en el tiempo, puede afectar su salud mental y física. Estas personas tienen más probabilidades de sufrir ansiedad, depresión, autoestima baja, vergüenza y dificultades para concentrarse; pueden tener dificultades en sus relaciones con los demás (para hacer amigos, tener relaciones de pareja o evitar actividades saludables que requieren mostrar su cuerpo, tales como hacer ejercicio, ir a la playa o piscina) e, incluso, pueden llegar a sufrir problemas graves de salud mental, como anorexia, bulimia, hacer ejercicio en exceso o comer en exceso.

Pero la imagen corporal no es inamovible, sino que puede cambiar a lo largo de la vida. Para ello recordad algunas ideas clave para vosotros y para vuestros hijos:

1  No maltrates tu cuerpo, ¡respétalo!, enseña que tus hijos también lo hagan

2  Trátalo de forma saludable: practica e inculca en tu hijo hábitos de vida saludables (alimentación, sueño, higiene, ejercicio físico, relaciones sociales, no consumo de tóxicos)

3  No te compares permanentemente con los “ideales” que nos impone la moda o los medios de comunicación, su objetivo no es ayudar a cuidar tu salud

4  Enseña a tu hijo a aceptar aspectos de su cuerpo que no pueden cambiarse y acepta tú también los tuyos

5  Enséñale a tu hijo a respetar y tratar bien tanto a los niños como a los adultos cuya imagen es “distinta” (problemas físicos, diferencias de color, talla, peso...)

6  Enseña a tu hijo que el cuerpo solamente es una parte de la persona, el envoltorio; dentro hay otras aptitudes, habilidades y creencias que forman parte de su persona y le hacen un SER ÚNICO

Y, una vez más, recuerda que necesitas MUCHA PACIENCIA y no olvides que tu conducta es el mejor medio que tienes para que tus hijos aprendan (mucho más que las charlas). Hasta otra.

Alma Martínez de Salazar. Especialista en Psicología Clínica

 

  • Añadir a lista de favoritos
     
< Regístrate para votar

Publica tu comentario

Suscríbete

  • 26
    dom
  • 27
    lun
  • 28
    mar
  • 29
    mie
  • 30
    jue
  • 31
    vie
  • 1
    sab
  • 2
    dom
  • 3
    lun
  • 4
    mar
  • 5
    mie
  • 6
    jue
  • 7
    vie
  • 8
    sab
  • 9
    dom
  • 10
    lun
  • 11
    mar
  • 12
    mie
  • 13
    jue
  • 14
    vie
  • 15
    sab
  • 16
    dom
  • 17
    lun
  • 18
    mar
  • 19
    mie
  • 20
    jue
  • 21
    vie
  • 22
    sab

cartelera infantil murcia banner1