megabanner movil elcorteingles navidad
megabanner terranatura cumples
Consejos para tener más paciencia con los niños

Consejos para tener más paciencia con los niños

Ha llegado el verano y con él, el momento de pasar más tiempo con los niños, los abuelos, los primos, los yernos y nueras, los cuñados/as, los vecinos… Al principio nos parece un plan “genial”, el indicador de que realmente estamos de vacaciones, pero pronto nos damos cuenta que solo el cariño por los nuestros no es suficiente para que la convivencia, durante estos calurosos días, vaya sobre ruedas. Es en esta temporada cuando necesitamos mayores dosis de lo que, ya en anteriores artículos, os he señalado como una cualidad que ha de cultivar cualquier padre o madre: PACIENCIA.

No hace falta ir muy lejos para recordar algunos de los significados más habituales de esta palabra de origen latino; el diccionario de la Academia española de la lengua nos lo ejemplifica de forma clara:

1. Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.
2. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas.
3. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho.
4. Lentitud para hacer algo.

Todos esos significados son los que hemos de recordar y poner en práctica durante las vacaciones, cuando estamos más tiempo con nuestros hijos, tienen menos actividades organizadas, los días son más largos y calurosos y el tiempo parece estirarse. No olvidemos nunca que las personas tenemos ritmos distintos para hacer las cosas y que, durante el curso, los horarios escolares, los del trabajo y el resto de actividades y compromisos nos obligan a todos, adultos y niños, a ir con prisa, forzando nuestros ritmos la mayoría de las ocasiones.

Por eso, en esta época, hemos de “bajar ese ritmo” y entrenar nuestra paciencia; es importante aprender a tolerar las situaciones de desorden, algo de suciedad cuando juegan y se bañan, las quejas que se producen, inevitablemente, cuando estamos con los más pequeños. En esos momentos, cuando estamos a puntos de llegar al límite de nuestra paciencia, hemos de tomar aire despacio y recordar la famosa frase de “señor, dame paciencia”. Por suerte, la paciencia es una cualidad que puede entrenarse para fortalecerla y ampliarla en nosotros mismos.

paciencia 1

A continuación encontrarás unas cuantas sugerencias que, si pones en práctica habitualmente, te ayudarán a aumentar tu capacidad de ser paciente. ¡ÁNIMO!:

1.  Cuando te sientas a punto de explotar, párate, respira, vete a otra habitación y piensa qué es lo que está sucediendo para que te sientas así

2.  Intenta hacer una cosa por vez, para que puedas ser consciente de cada una de ellas; las cosas pueden esperar, no pierdas tu buen humor por ellas

3.  Si tienes “momentos muertos en el día” (la cola del súper, la del banco, la sala de espera del médico...), no te desesperes mirando el reloj; aprovecha para pensar en cosas placenteras para ti (la ducha que te vas a dar al llegar a casa o tu serie favorita que podrás ver por la noche al acostar a los niños)

4.  Escucha a tus hijos con atención e interés, aunque te parezca un poco aburrido lo que te cuentan; de esa forma descubrirás cosas sobre ellos: qué les gusta, cómo se expresan, qué les hace sentirse mal, cómo quieren llamar tu atención, en qué quieren pasar el tiempo contigo

5.  No te olvides que los ritmos de los niños son distintos de los nuestros y su percepción del tiempo muy diferente; cuando lo pasan bien, siempre les resulta insuficiente y cuando se aburren no paran de quejarse y quejarse, casi hasta agotarnos. Déjales que jueguen y desarrollen su creatividad con cosas que tengas habitualmente en casa (telas, cacharros de cocina, tierra, granos de arroz...)

6.  Recuerda que a todos nos lleva tiempo aprender cosas y hacerlas bien; a los niños les pasa lo mismo; no te enfades con ellos porque se olvidan de lavarse los dientes si no se lo recuerdas o meten la ropa limpia toda en un bollo en el cajón o armario; insiste cada día hasta que su madurez les ayude a que lo hayan incorporado como un hábito

7.  Acepta que tus hijos hagan algunas cosas de forma diferente a como tú se lo dices; de esa manera validas su personalidad y contribuyes a que tengan una imagen positiva de sí mismos y a desarrollar su autoestima

Al aprender a tener paciencia en las cosas pequeñas del día a día, irás preparándote para posibles situaciones futuras que requieran dosis mayores. ¡Feliz verano en familia! 

Alma Martínez de Salazar. Especialista en Psicología Clínica

Foto 2: FLICKR

  • Añadir a lista de favoritos
     
< Regístrate para votar

Publica tu comentario

Suscríbete

  • 18
    lun
  • 19
    mar
  • 20
    mie
  • 21
    jue
  • 22
    vie
  • 23
    sab
  • 24
    dom
  • 25
    lun
  • 26
    mar
  • 27
    mie
  • 28
    jue
  • 29
    vie
  • 30
    sab
  • 31
    dom
  • 1
    lun
  • 2
    mar
  • 3
    mie
  • 4
    jue
  • 5
    vie
  • 6
    sab
  • 7
    dom
  • 8
    lun
  • 9
    mar
  • 10
    mie
  • 11
    jue
  • 12
    vie
  • 13
    sab
  • 14
    dom

cartelera infantil murcia banner1